Vidal aceptó reunirse con gremios docentes a condición de que no hagan más paros

Vidal docentes

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, respondió esta mañana la carta en la que los docentes la invitaron a sentarse cara a cara por primera vez a una mesa de diálogo en lo que va del conflicto paritario de este 2017. Si bien la funcionaria aceptó recibirlos personalmente puso una condición inobjetable para el encuentro, que los docentes no hagan más paros de acá a fin de año.

A través de una misiva enviada a los titulares de Suteba, FEB, Sadop, AMET, UDA y Udocba, la mandataria se comprometió a que su equipo de ministros "se siente en una mesa con ustedes los próximos días para presentarles, una vez más, una propuesta salarial superadora y de largo plazo, y las bases de un acuerdo educativo, que nuestra provincia reclama desde hace años".

Luego, de esa reunión técnica, la mandataria se comprometió a "recibirlos personalmente, todas y cada una de las veces que sea necesario, hasta ponernos de acuerdo", siempre y cuando los docentes no vuelvan a hacer paro. “Nuestros chicos ya perdieron demasiados días de clases y sus familias necesitan que vuelvan a la escuela”, señaló la mandataria provincial.

La gobernadora pidió “vocación de discutir todos los temas en el marco de un acuerdo educativo, sin mezquindades ni especulaciones; incluso sabiendo que nos va a llevar tiempo resolver todos los problemas”.

En el texto, Vidal recordó que en los dos últimos meses convocó a los gremios docentes en diez oportunidades “como muestra de voluntad para superar el conflicto”, y dijo que “su pedido de reunión conmigo llegó a mi oficina el mismo día en que anunciaron su adhesión al paro de 48 horas a nivel nacional”.

“Coincido con ustedes en que necesitamos seguir dialogando. Pero no podemos dialogar de cualquier manera. No nos sirve el diálogo para la foto o para ganar tiempo, o para una conferencia de prensa que siempre, después de cada reunión, convoca al paro”, expresó en la carta y solicitó “dialogar asumiendo compromisos ante la sociedad”.

“Para que haya diálogo hacen falta dos, y dos que hablen de lo mismo. Si cada uno de nosotros cumple con estos compromisos, el encuentro que piden será posible”, finalizó.