Los cineastas cruzaron fuerte al director del INCAA

foto archivo: Twitter

"Por más cine, por más miradas" se titula el documento firmado por centenares de personas que integran la industria del cine argentino entre directores, técnicos, actores, actrices, estudiantes y coleccionistas, entre otros.

En un comunicado que dado a conocer este lunes, se salió a responder a las declaraciones del titular del INCAA, Ralph Haiek, quien en una entrevista con el diario Página 12 intentó "mostrar un panorama de un INCAA sin ajustes", dispararon.

A ese concepto oficial, "lxs cineastas nucleadxs en las asociaciones de cine y todxs aquellxs que acompañan con sus firmas, la Junta Interna ATE - INCAA y estudiantes de cine"  pusieron sobre la mesa un puñado de aclaraciones.

"Desde que asumieran las nuevas conducciones en diciembre de 2015 cada día es más difícil hacer películas. Por los cambios de normativas y los espurios manejos con el dinero, que dan ventajas a las grandes producciones concentradas en pocas manos en detrimento de todo el acervo cultural que el cine independiente genera, por las excesivas y voluntarias trabas burocráticas, por el caos organizativo que han instalado en el funcionamiento de la entidad, y por la reducción al apoyo económico que se le otorga a las regiones de todo el país", señalaron como primer punto del comunicado conjunto.

El texto, firmado por la Asociación de Directores de Cine, documentalistas, actores y actrices como Cecilia Roth, Luis Ziembrowski o Gustavo Garzón, entre muchos otros, indica también que "las cifras que maneja son inexactas y están manipuladas de modo tal que denotan un peligrosísimo rostro de cinismo, ya que invisibilizan las condiciones reales de cómo se está produciendo hoy en Argentina: con menos recursos, menos semanas de rodaje y menos puestos de trabajo en los equipos técnicos, sin el derecho de acceso a créditos para la financiación de las producciones al no designarse comités de créditos y habiendo anunciado que no hay más partida presupuestaria para los mismos, contra lo que la Ley de Cine establece como derecho".

Asimismo, la industria del cine nacional rechaza en su declaración "cualquier despido porque en el INCAA no sobra ningún/a trabajador/a. Que nos solidarizamos también con todxs lxs trabajadorxs del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que está sufriendo un recorte en su presupuesto al igual que muchos otros sectores y programas. Que apoyamos la pelea que viene dando la Red RAFMA (Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales) para sostener espacios y pantallas para la exhibición del cine. Y que sostenemos como de capital importancia el cuidado de nuestro acervo cinematográfico que debería estar en manos del recién descabezado CINAIN".

"Vamos a insistir en el Congreso para que deroguen el decreto con el cual pusieron fecha de caducidad a los impuestos que generan el fondo de fomento para el cine nacional", señalan también y agregan: "Vamos a defender a la ENERC y a todas las sedes regionales que hoy se encuentran con graves problemas de presupuesto, porque el derecho a la educación pública y de calidad para todo el territorio nacional es indiscutible y no puede ser vulnerado".

Además, el texto rubricado por realizadores como Lucía Puenzo, Carmen Guarini, Santiago Loza y muchos más, afirma que no permitirán "que sigan sub-ejecutando el presupuesto y mintiendo con la administración del fondo de fomento, porque no están destinando el 50% de dicho presupuesto a la producción de cine nacional, como manda la Ley de Cine. Y que seguimos alertas por el buen funcionamiento, en tiempo y forma, de los comités de evaluación de proyectos designados para asegurar así la continuidad de la producción".

Por último, las asociaciones y profesionales del cine advierten que están "en pie de lucha para que no sigan destruyendo la multiplicidad y diversidad de la cinematografía independiente, que vamos a seguir peleando por un plan de fomento inclusivo que contemple las diversas maneras de producción, y que no vamos a permitir que modifiquen la Vía Digital Documental que tanto esfuerzo llevó, y cuya fusión con otras modalidades atentaría directamente contra su especificidad y su histórica importancia para el desarrollo de la cinematografía nacional".