A 42 días sin Sandra y Rubén, los docentes celebraron el Día del Maestro más triste en años

Twitter @MarceCortiellas

 

El Día del Maestro se focalizó especialmente en el recuerdo de "los mártires de Moreno", Sandra y Rubén, quienes fueron victimas del ajuste del macrismo sobre el sistema educativo bonaerense y nacional.

La comunidad de la zona oeste recordó a la vicedirectora Sandra Calamano y al auxiliar Rubén Rodríguez, de la Escuela Nº 49 de Moreno, quienes fallecieron a raíz de una explosión por una fuga de gas a inicios de agosto, lo que demostró la crítica situación de las escuelas de la provincia de Buenos Aires y el abandono por parte del Estado.

“No hay nada que festejar”, señalaron los gremios docentes bonaerenses que -todavía- a tres meses del final del ciclo lectivo, no obtuvieron un aumento salarial, tras rechazar los techos del 20% que buscó imponer el gobierno de Vidal en las negociaciones paritarias.

Tras la última corrida cambiaria, las proyecciones arrojan que la inflación para este año será de alrededor del 42%.

“En este día del maestro -lamentablemente- no hay nada para festejar. Tendríamos que estar con Sandra y Rubén, y no lo vamos a poder hacer, por la desidia con la que tiene Vidal a las escuelas”, afirmó Roberto Baradel, secretario general del Suteba.

Aún hoy, hay 840 establecimientos con las puertas cerradas por la falta de obras, en distintos puntos de la provincia. “Hay una suerte de abandono por parte del gobierno, un ajuste brutal pero además incapacidad para resolver el tema del salario docente”, cuestionó Baradel.

La cuestión de infraestructura es una de las principales deudas del gobierno de Vidal con la educación pública. La semana pasada, la oposición en la Cámara Baja de la Legislatura bonaerense presentó un proyecto de ley para declarar la Emergencia en Infraestructura Escolar, que terminó siendo aprobado y girado al Senado.

QUÉ PASA CON LOS SALARIOS

Los maestros volverán este miércoles y jueves al paro decretado por el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) en una reunión que se realizó el martes pasado entre los gremios que conforman el frente: AMET, FEB, SADOP, SUTEBA y UDOCBA.

La medida de fuerza en la Provincia coincidirá con un paro nacional convocado por la CTERA (la Confederación Federal que aglutina a Suteba a nivel nacional) que contará con una marcha al Congreso de la Nación.

En la última reunión paritaria salarial, el 23 del mes pasado, los docentes rechazaron una oferta del 19 % hasta agosto, más una suma de 1,7% de material didáctico.

Esa propuesta ya parece distante, si se tienen en cuenta los sucesos económicos de los últimos días y las estimaciones sobre la inflación anual que, en algunos casos, ya superan el 40 %.

No obstante, desde el gobierno de la provincia se sigue con la política de adelanto a cuenta del acuerdo, el cual resulta incierto imaginarlo.

Vidal también continúa con la idea de no convocar a negociaciones paritarias cuando hay decisión de parte de los gremios de desarrollar medidas de fuerza, como resulta con esta huelga de 48 horas.

Además, la continuidad de la política de no convocar a los docentes, podría desembocar en nuevas medidas de fuerza en la próxima semana, en conjunto con trabajadores de la administración pública (ATE), judiciales y médicos.

Los dirigentes gremiales ya adelantaron que se está preparando "una movilización con un paro estatal provincial".